No sabes lo que tienes hasta que lo… ¡intentas meter en una maleta!

Ya intuía que tenía mucho más de lo que necesitaba, pero ¿tanto más? He estado tres (desesperantes) días para hacer dos maletas de 23 y 10 kilos respectivamente. Digo hacer, pero en realidad ni siquiera tengo claro que lo que está dentro sea lo que finalmente me vaya a llevar, porque lo he sacado y metido un total de tres veces. El proceso ha sido gracioso a la vez que desquiciante:

 

Paso 1: Ilusionada saco del armario lo que me gustaría llevarme, teniendo en cuenta que tengo que ser consciente de que no tengo mucho espacio.

 

Paso 2: Cuando llevo metida como una cuarta parte me doy cuenta de que ya no me queda espacio y de que la primera maleta pesa ya 25 kilitos… Vuelta atrás, saca todo que no lo has planteado bien.

 

Paso 3: No pasa nada, solo hay que llevar un poco menos. Con todo otra vez encima de la cama empiezo a reseleccionar lo seleccionado anteriormente. A ver, de todo esto que me gustaría llevarme que es LO QUE MÁS me gustaría llevarme. Lo meto en la maleta. Aún no están los zapatos, calcetines, etc (pensaba que los calcetines tendrían gravedad cero y que no pesarían un maldito kilo) y ya llevo 23 kilos en la maleta. Evidentemente las cuentas no salen. Saco todo de la maleta (OTRA VEZ) y me bajo cabreada a la terraza con un papel y un boli. Quizá si no lo veo soy más coherente con que debo llevarme…

 

Paso 4: Elaboro una lista ya no de qué me quiero llevar sino de que me parece imprescindible: 3 pantalones largos, 2 pantalones cortos, 8 camisas… Cuando creo que lo tengo, y habiendo sido muy comedida, subo con la esperanza de que al meterlo todo en la maleta de las narices todavía sobre algún kilito para poder meter una de esas camisetas que me encantan y que he tenido que dejar atrás. Hago la maleta ajustándome estrictamente a lo escrito en el papel y ya añadiendo calzado… ¡24,5 kilos! ¡Por dios! ¡agonía! ¡Y FALTA EL NECESER Y MÁS COSAS QUE TIENEN QUE IR EN LA PEQUEÑA!

 

Paso 5: Hasta las narices de tanta ropa saco a ojo lo que me parece que más pesa y cuadro los 23 kilos. Prescindo de la manta que ya bastante tengo con llevar sábanas y toallas.

 Imagen

Total, que ya tengo las maletas más o menos hechas pero no miento si digo que no tengo ni idea de que me llevo al final, que lo mismo llego y tengo 10 camisetas y ningún pantalón. Solo faltaría que en el aeropuerto me dijeran que llevo exceso de peso… Tengo la posibilidad de facturar una segunda maleta por 75 euros pero ya se ha convertido en un reto personal meterlo todo en una. En realidad, imprescindible solo es el pasaporte…

 

Hasta luego de una viajera agobiada con su maleta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s