A quién madruga, Dios le ayuda… (o le machaca)

Bueno, bueno, bueno, que sepáis que me estoy volviendo una chica deportista y madrugadora a la vez. Hoy me he ido al gimnasio a las 6 de la mañana (¡sí!¡ya lo sé!) a una clase que había de 6,30 a 7,30. Ha estado bien pero estoy ROTA. Era como una especie de circuito: balón medicinal, medios balones de estos grandotes de goma y cuerdas colgadas del techo. Hemos hecho fuerza y estiramientos de brazos, piernas, abdominales, culito… OJO, OJO, OJO! Que no me conocéis en diciembre jajaja

Creo que es bueno que coja el ritmo de levantarme muy pronto y acostarme sobre las 11 de la noche. Aquí a las 6 de la mañana ya hay mucho movimiento (había una cantidad de locos en el gimnasio… ¿pero que hacen ahí a esas horas?) y además así tengo toda la mañana libre desde bien pronto, que es el momento para comunicarme con España. Por las tardes (mis tardes), a partir de las 4 o 5, la mayoría ya estáis off. Así que estaré conectada a Skype (aunque trabajando) todos los días a partir de las 3 pm (vuestras).

 

Besitos con agujetas!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s