Momento ‘ay madre’

No es que yo sea de naturaleza miedosa, ni mucho menos, pero las tormentas siempre me han dado mucho respeto. Esta noche (y lo que queda de día según las predicciones) hemos tenido por aquí una de esas tormentas que, bajo mi punto de vista, acojonan, y perdonad la palabra pero no hay otra. Caían rayos que me iluminaban la habitación entera y los truenos hacían vibrar un poco las ventanas. Me asomaba por la ventana y veía caer rayos en diferentes direcciones… y me ponía a contar y a calcular y la tormenta estaba como a un kilómetro de distancia: CAGUE TOTAL Y ABSOLUTO. Encima sola en casa porque mi compañera de piso se va los fines de semana a Dallas, así que menudo panorama, he pasado un rato un poco malo.

Imagen

Lo gordo es que esto es lo menos que puede pasar por aquí. Dicen que ahora en cuanto empieza a venir un poco el invierno, el aire frío choca con el aire caliente y se forman tornados. Eso, por lo visto, sí debe dar miedo. En la universidad hay un refugio grande para los tornados y te mandan alertas… La verdad es que espero que eso no me pille sola ningún día.

Con este tiempo salen además todos los bichos habidos y por haber, y ayer por la noche ya nos encontramos una araña gigante.

Imagen

Así que bueno, a ser valientes, es lo que me va a tocar…

Besos eléctricos : /

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s