Cosas que pasan en Texas y no pasan en Salamanca

Lo primero disculparme, sé que no tengo perdón ni razón, pero tengo esto medio abandonado. Me paso el día leyendo y escribiendo en el ordenador, así que la idea de descansar escribiendo un poquito más me llama poco la atención…

Este post va a ser para subir alguna que otra foto de cosas que he visto por aquí que jamás pasarían (nunca digas nunca) en Salamanca (o España). Son cosas varias, no tienen conexión ninguna, simplemente cuando voy por algún sitio y veo algo seguido de un ¿pero que co…? pues le hago una foto. Y así, día a día, se van acumulando un poco. La verdad es que saco menos fotos de las que podría, pero ya sabéis que voy mucho a mi aire y no me acuerdo. Bueno a lo que vamos…

Uno de mis primeros ¿pero que co..? fue en el supermercado. Bueno, pensándolo bien, en el supermercado, cada vez que voy, me pasa unas cuantas veces: trocitos de manzana con sabor a mango (¿?¿?), garrafas gigantes de zumo, botes de ketchup de un litro, dulces inimaginables… en fin, casi nada que no esperara. Pero un día, fui a buscar galletas normalitas (yo por normalitas entiendo chiquilín, María… y que por cierto aquí no existe nada parecido) y me tope con esto, no pude por menos que sacarle una foto. Ojo al dato, porque no habéis visto más variedad de Oreo en vuestra vida:

20130921-214039.jpg

Tuve que mirar un par de veces para creérmelo. ¿Oreo rellenas de menta? ¿Perdona? ¿de tres colores? ¿Oreo Birthday Cake? Alucinaba… pero sí. Debo deciros que yo me compré las ‘low fat’ (bajas en grasa) porque el resto me daban miedo. Low fat dicen… ¡qué vivan las dietas americanas!

Más cosas. La universidad es otra de esas cosas que no deja de sorprenderme. Me hace mucha gracia el mundillo de las fraternidades y sus frikadas, sus coreografías, sus lemas, como los gritan… Sobretodo porque me acuerdo de algunos de vosotros diciéndome que acabaría en Omega de animadora… Qué sepáis que no es tan diferente a las películas. La gente pinta los coches con el nombre de la fraternidad… ay… (perdonad la foto tan rara, pero está así para que no se vean las matrículas, no quiero problemas con el Sheriff):

20130921-214010.jpg

Cuando llegue a Salamanca voy a poner en la parte de atrás del Aygo lo siguiente: Club Omega Hidalgo Martín. Después me voy a pasear por la calle varillas con rap y las ventanas bajadas. Yeah…

¡Siguiente! Esto es una tontería, ni siquiera creo que lo haga todo el mundo porque solo lo he visto una vez y en Dallas, pero mi compañera de piso ha dicho que se está poniendo de moda. La gente pone pegatinas en los coches (hasta aquí España también tiene como competir), pero la cosa es que esas pegatinas incorporan a los miembros de la familia. Es decir, que si sois mamá, papá y Pepito pues ponéis tres pegatinas. Sí nace Marianito hay que añadir una pegatina de un bebé, y cuando compréis a Pancho, el perro, otra de un perro. Increíble pero cierto.

20130921-213853.jpg

A parte de pintar la luna de atrás, voy a poner las pegatas a mi coche también, no sé donde, porque el Aygo espacio espacio no tiene… pero lo hago.

Vale, otra chorradita. Papel higiénico envuelto individualmente. Yo no sé si esto se lleva en España, pero me hizo gracia cuando lo vi en el baño de un bar, así que… foto.

20130921-213913.jpg

Y, después del papel higiénico, y con la sutileza que ya sabéis todos que me caracteriza, seguimos con comida y bebida. Noche en Dallas, emoción, entramos a un bar y veo que hay sangría. ¡Cómo me apetece! Emocionada me la pido, todo es perfecto… hasta que llega una cosa rara.

20130921-213932.jpg

“Here you are, your sangría”. La chica debió verme la cara, porque cuando yo vi llegar esto pensé que montaba un cristo. De sangría tenía el nombre, porque ni el sabor, ni el color. Sabía a agua con canela, que cosa mas asquerosa… Todas la probaron y les encantó, y desde entonces les tengo prometida una noche en mi casa con sangría ‘de verdad’ dentro de las posibilidades de la fruta y el vino que hay aquí (¡¡porque no hay don simón!!😉 jajaja).

Y, por último, hablamos de desayunos. Yo, muy europea, siempre con mi té, mi zumo y mis tostadas (o cereales, o galletas… pero dulce). Cuando pasé el fin de semana en casa de mi compañera me pusieron esto para desayunar:

20130921-213949.jpg

Es una especie de ‘cocido’ a la Mejicana, se llama Posole ¡y la verdad es que estaba buenísimo! Sólo me chocaba estármelo comiendo a las nueve de la mañana, pero por lo demás fantástico. Me río mucho con mi compañera por las mañanas, yo con mi zumito y mis galletas y ella con sus revueltos de chorizo. Sé que más de uno se venía a desayunar aquí… ¿eh?

Pues invitados estáis, a ver para cuando las visitas, que quiero ver vuestras caras viendo todo esto ya que no pude ver la mía, que también me hubiera gustado…

Besos with love!!

Mónica😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s