A inicios complicados, finales grandiosos.

1

Ya estoy de vuelta en Tejas y en el blog como no podía ser de otra manera. Y mi primer post de este semestre es un poquito especial. Voy a hablar de algo que nunca he querido poner en el blog, pero creo que ahora es el momento ideal.

Vamos a empezar reconociendo algo que parece un topicazo pero que es verdad: “los inicios en cualquier cosa son complicados”. Nunca he querido poner énfasis en esto por no preocupar a la gente en exceso, pero es MUY DIFÍCIL irte solo a otro país a vivir la aventura que tantas ganas tienes de vivir. 

2

Los preparativos cinco meses antes te dan un subidón pero, la realidad, es que una semana antes de irte estás cagado, las cosas como son. En ese acojone, te subes a un avión, coges algún tren/autobús/coche/metro si procede y llegas a la habitación.

Una habitación que ni siquiera sabes si va a ser la tuya por mucho tiempo y que, por muy bonita y acogedora que sea, nunca es como la de casa. Ese momento de dejar las maletas en el suelo, cerrar la puerta detrás de ti y pensar “ya estoy aquí, ¿y ahora qué?” es el peor de todos. No sabes ni por donde empezar, no tienes a tu gente cerca, no sabes ni donde narices está el supermercado más cercano para comerte un sándwich por cumplir con la hora de la cena y todos hablan un idioma que controlas parcialmente. Es difícil, muy difícil. Dan ganas de quedarse en la habitación esperando que algo o alguien venga a sacarte y ayudarte a comenzar. Pero eso no va a pasar. Así que te pegas al Skype y al whatsapp (cuando lo tienes, porque mi experiencia tejana de la primera semana fue con desconexión total de toda tecnología) y es cuando te entra el bajón.

 4

¿Qué hay que hacer? ¡¡Salir!! Da igual donde, salir a pasear, a dar una vuelta por la calle, por la residencia, a exponerte a situaciones en las que puedes conocer gente para poco a poco irte sintiendo en casa. Y madre mía, ¡la primera persona que conoces va a estar idolatrada toda tu vida! Porque te saca de ese estado de “qué hago yo aquí” para hacerte entrar en el de “bueno, esto no está tan mal”. Y poco a poco, esas personas que conoces en tus paseos de rayada terminan siendo tu familia y amigos para toda la vida. Que cuando te vas hasta te fastidia despedirte, quien lo iba a imaginar al principio…

 

5

 

Estas experiencias te hacen crecer como persona, te hacen conocer hasta donde puedes llegar a pesar de la dificultad, y te hacen madurar y entender la amistad de otra manera. Es cuando de verdad ves quien está a tu lado en los buenos momentos, pero también en los momentos que son más difíciles para apoyarte y para levantarte en las primeras caídas de la primera semana, que siempre duelen un poquito más.

 6

Sin duda, vivir algo así te hace ver a la gente que conoces con otro filtro, te hace ver quien estará ahí siempre pase lo que pase porque entiende que esto es importante para ti. Esas serán las personas que aunque te vean mal, te animarán y te sacaran de ese bajón en contra de todo pronóstico. Luego se desahogaran con alguien más porque no te tienen cerca y te echan de menos, pero nunca lo mostrarán para no hacerte sentir a ti peor. Esos son los amigos de verdad. Y digo amigos porque en estos casos, la familia y tu pareja son amigos, porque hacen también lo que los amigos deben hacer, animarte, hacerte reír y estar ahí para lo que necesites. Entienden que aunque es difícil para ellos no tenerte cerca, para ti es más complicado porque a parte de no tenerles cerca tienes que luchar para empezar de cero en un sitio que no es ni mucho menos conocido ni familiar. Y cuando ya consigues considerar ese nuevo sitio tu casa, después de mucho esfuerzo y de muchos intentos fallidos (que al final lo que hacen es volverte más fuerte) también entienden que no puedes estar colgado del Skype o del teléfono todo el día y no se enfadan por ello.

 7

Esa es la gente que tenemos que tener cerca, porque es la que nos va a aportar siempre cosas positivas, nos va a sumar y no nos va a restar. Vivir la experiencia de volar al extranjero a probar suerte es uno de los mejores sistemas para localizar a ese tipo de gente, que debo decir que no abundan, entre todo un arsenal de personas que te rodean en tu ciudad de siempre para salir de fiesta, para tomarte unas cañas o para ir a la piscina. Para lo bueno tendrás a decenas de personas, pero las que se quedan para los malos momentos, para animarte cuando parece imposible y que encima lo consiguen, esas son las personas que tienes que mantener cerca siempre, porque son las que te quieren de verdad y las que quieren verte feliz cueste lo que cueste, aunque a veces eso signifique tener que pasar por una semana de “inicio” complicada para ti y para ellos también (aunque nunca lo sabrás).

8 

También es probable que te lleves alguna decepción, siempre pasa, pero visto con perspectiva, al final se agradece poder ver quien está ahí contigo de verdad y para todo.

 Me he decidido a escribir este post porque tengo a una de esas personas que sí que valen la pena ahora mismo en su semana de “inicio” y sé que no está siendo fácil. Sé que a veces se hace cuesta arriba y de verdad que sé que dan ganas de tirar la toalla. Pero todo eso pasa rápido (a pesar de parecer eterno) y luego solo queda disfrutar. Que se puede, y que sin duda merece la pena, sin ningún “pero”. Vive esta experiencia sacándole el máximo partido porque se acaba pronto. Escucha solo a la gente que quiere lo mejor para ti y que entiende tus sueños (y aunque no los entienda también te ánima a luchar por ellos), y que te deja disfrutar de estas experiencias que son únicas, y que se deben disfrutar porque, aunque ahora no te lo creas, pasan demasiado rápido. No dejes que nada empañe esta etapa de tu vida porque sino te vas a arrepentir.

Y para todos los que como esta persona estéis empezando o vayáis a empezar, no tengáis miedo, no sois ni los primeros ni los últimos. Tomar la decisión con los ojos cerrados, coger impulso y luchar para pasar la semana de “inicio” con todas vuestra fuerzas, y disfrutar de una de las pocas experiencias que te hacen crecer a pasos agigantados.

 

Ánimo y suerte viajeros😉

 

Mónica

10

2 thoughts on “A inicios complicados, finales grandiosos.

  1. Si señora. Cuanta verdad dices. Me dan ganas de ponerselo a “mis” erasmus el dia de la jornada de bienvenida: no les vendria mal un poquito de animo en sus primeros dias, como me gustaria que encuentre Alvaro ahi una buena bienvenida. Por otro lado estoy segura que la encontrara y que estos malos momentos primeros le haran mas fuerte, si cabe. Ya ha demostrado que lo es. Si señor, con un par…….Os queremos chicos y sabeis que estamos aqui para todo, aunque no hablemos todos los dias (que ahora no es el caso) tened en cuenta que en cualquier momento del dia o de la noche siempre estamos pensando en vosotros. Sois de lo bueno lo mejor y no es amor de padres. Hay mucha gente que lo opina, gente que ni siquiera llegais a imaginar. No cambieis

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s