Es cuestión de tiempo

shutterstock_271332740

Muy positivos le solemos conceder al tiempo propiedades que deseamos que tenga, como si fuera la tirita universal para cualquier herida. Si no podemos solucionar algo, si duele demasiado, “el tiempo lo pone todo en su lugar”. De esa manera soltamos el peso que no queremos cargar y esperamos sentados a que el tiempo trabaje por nosotros. Lástima que no funcione así. El tiempo pasa sí, pero los únicos que tenemos la capacidad para cambiar las cosas somos nosotros. El tiempo, la única propiedad inescrutable que tiene es perderse y hacernos más viejos. Y, si nos despistamos, también hacer más viejos nuestros problemas.

Cuando esto se entiende no es una sensación demasiado agradable, supone enfrentarnos a nuestros fantasmas interiores para intentar ganarles la batalla. Supone cambiar, pero no las cosas que se pueden ver sino las que se pueden sentir, las que no nota nadie hasta que pasa el tiempo y gracias al esfuerzo logramos enterrar esos fantasmas. Así que amigos, no es cuestión de tiempo sin más, sino de tiempo bien empleado.

He vuelto. Después de dos años vuelvo al blog. He escrito algunos posts sueltos pero eran más un par de reflexiones que posts como antes solían ser. He hecho un descanso tan largo como necesario, pero a veces las prioridades mandan las cosas que te gustan al último escalón. No solo vuelvo al blog, también he vuelto a “casa” (una de ellas, la primera de ellas). No sé muy bien la consecuencia de esto para un blog que empezó hace más de tres años con un post de “ay que me voy a Texas”. Ahora, ya estando de vuelta, no sé cual será el cauce, supongo que la improvisación. Tengo algunos posts de viajes pendientes que iré haciendo cuando el famoso TIEMPO lo permita. Sin embargo, a pesar de todas estas vueltas (a escribir, al blog, a casa…) hay una vuelta que pesa sobre todo lo demás y que es la verdaderamente importante: he vuelto a ser yo. No es tanto una vuelta, porque la misma desde luego no soy después de estos cuatro años con alegrías y bandazos, pero sí siento que vuelvo a tener mi esencia, que se había perdido un poco por las situaciones.

Me alegro de estar de vuelta, en todos los sentidos. Y también de poder seguir compartiéndolo con los que quedéis por aquí y me podáis perdonar el paréntesis de “un momento, que necesito organizar mi interior un poquitín”.

Welcome back!

Mónica😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s